Entradas

Tetracor, gotas

Tetracor en gotas
Tetracor en gotas

Envase del medicamento en gotas Tetracor. Producido por Chinoin, en Budapest, Hungría. Colección Cuba Material.

Según el portal sobre las marcas genéricas y sus equivalentes, el Tetracor se emplea para tratar fallos respiratorios. Este, que se comercializaba en Cuba proveniente de la Hungría socialista, era producido por el laboratorio farmacéutico Chinoin, fundado en ese país en 1910, nacionalizado en 1948, y luego privatizado una vez más en 1991 como empresa mixta con capital también francés. El nombre del medicamento, de raíz griega, alude a un particular acorde musical. Todo lo opuesto del silbido de quien no alcanza a respirar bien. Curiosidades de los nombres.

Tetracor en gotas

Envase del medicamento en gotas Tetracor. Producido por Chinoin, en Budapest, Hungría. Colección Cuba Material.

Tetracor en gotas

Envase del medicamento en gotas Tetracor. Producido por Chinoin, en Budapest, Hungría. Colección Cuba Material.

avíos de pesca

flotadores pesca
flotadores pesca

Flotadores de pesca Znak. Hechos en Checoslovaquia. 1980s. Colección Cuba Material.

Los restos materiales del flujo de personas entre los países miembros del campo socialista y Cuba abarcan todas las esferas de la vida cotidiana. De ello dan cuenta una serie de productos de uso doméstico no suntuario que parecen distinguir estos intercambios de aquellos establecidos con los países del área capitalista. En estos últimos países, los pocos cubanos que tenían la suerte de viajar adquirían principalmente ropa y electrodomésticos. No tenían tiempo ni dinero para comprar otro tipo de artículos menos preciados.

Los técnicos, ingenieros y cuadros políticos cubanos que viajaban a Europa del Este, en cambio, también compraban, siempre que podían, ropa, calzado y electrodomésticos. Sin embargo, en sus maletas venían toda una serie de productos menos suntuarios. Quizás, debido a las mucho más limitadas variedad de la oferta de artículos de ropa y electrodomésticos, su limitada calidad y poca actualización con relación a las últimas tendencias del mercado, y las diferencias de clima. No pudiendo adquirir un buen pitusa Levis, los cubanos gastaban sus pensiones diarias en lo que pudieran conseguir.

Durante sus viajes a Checoslovaquia, mi tío compró avíos de pesca. Entre ellos, unos paquetes de flotadores pequeños, marca Znak, que se vendían por poco más de 4 coronas checas. En sus excursiones de pesquería a la costa del este de La Habana, él y mi abuelo no alcanzaron a utilizarlos todos. Hace poco encontré en su casa uno de estos paquetes sin abrir.