armónica

,
Armónica Victory

Armónica Victory. Hecha en China. Cortesía de Yasiel Pavón. Colección Cuba Material.

Cuando salió de Las Tunas hacia Estados Unidos, en los noventas, tenía muy pocas cosas que llevarse. Entre los dos o tres recuerdos y pertenencias con los que pudo o quiso cargar estaba su vieja armónica. Aunque tenía parte de la pintura gastada y, en algunas esquinas, se veía abollada, conservaba el aura de lo exótico, del blues y el rock & roll, del país en donde viviría.

Yo nunca tuve una, pero me moría de ganas. Tan diferente de la monotonía nacionalista del taburete, las maracas, la guayabera y el sombrero de yarey, tan “de afuera” como los “pitusas” y los “popis”.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment