collar plástico

Collar plástico. 1960. Cortesía de María A. Arús Caraballo. Colección Cuba Material.

En 1960, el gobierno cubano lanzó la campaña Armas y Aviones para recaudar fondos para la compra de armamento. Entre las actividades desarrolladas se incluyó un maratón de ventas que se extendió por varios días y fue transmitido en vivo por la televisión. Según mi mamá, que se compró por entonces este collar plástico que imita el carey y que todavía en los años ochenta usaba, por el que mi abuela pagó menos de un peso, “en el estudio del canal 2, que era el de Gaspar Pumarejo, se hizo una tómbola gigante y se podía llamar por teléfono”, no solo para vender productos, sino también para hacer donaciones. Me cuenta que se vendieron “adornos, bisutería, cosas para la casa, etc., y la gente iba y compraba lo que quería y te daban un bono como constancia del aporte”. Dice también, eso sí, que había “una cola tremenda”.

Se dijo en esos días que las ganancias obtenidas con la venta de los folletos Fidel: sacude la mata y… ¡adelante! 150 preguntas a un guerrillero también serían destinadas a la compra de armamento, como parte de la campaña Armas y Aviones.