Ana y la estrellita, por Werner Heiduczek. Editorial Gente Nueva, 1977. Impreso en la RDA. Colección Cuba Material.

Cuando se celebró en La Habana la Concentración Campesina de 1959, mis abuelos le regalaron, a uno de los campesinos que el gobierno trasladó a La Habana para participar en el acto y que ellos alojaban en su casa, una muñeca que cantaba, caminaba y tenía un surtido ropero. La muñeca era de mi mamá, pero esta por entonces ya tenía doce años y, habrán pensado mis abuelos, debería demostrar su generosidad. Las hijas de mi mamá, como las de aquel campesino, nunca tuvieron una muñeca así.

Posiblemente haya sido por eso por lo que mi mamá guardó casi todos los libros y juguetes infantiles de mi hermana y míos, y porque para entonces se sabía que sus futuros nietos tampoco tendrían una muñeca como aquella.

Ana y la estrellita fue siempre uno de mis libros preferidos. No solo por la calidad de la edición —empastada, con cubierta cromada y dimensiones poco comunes—, sino también por el tema. De niña, quería ser cosmonauta. Quizás, entre otras cosas, inspirada en historias como la de Ana y su estrellita.

6 comentarios
  1. Anónimo
    Anónimo Dice:

    Feb 15, 2012 06:53 AM

    Cuentos de Guane, por supuesto…
    La literatura infantil cubana durante los 70 y 80 estaba reducida a los libros de texto, todo lo demás lo cubrían las ediciones Progreso, con sus personajes extraños y paisajes y conflictos lejanos…
    Recuerdo otro libro entrañable: Oros Viejos, de Herminio Almendros.

    Responder
  2. Anónimo
    Anónimo Dice:

    Feb 15, 2012 10:12 AM

    Tal vez no seas solo tu la única perdida en esa incontrolable intención de aferrarnos a cosas parar reconstruir nuestro pasado, para muchos de nosotros, el exilio es un acto violento en nuestras vidas, un salto hacia una nueva realidad en la cual debemos aferrarnos a nuevas cosas, construir nuevos recuerdos, nuevas noltalgias.

    Responder
  3. Ernesto
    Ernesto Dice:

    Llego tarde a este Blog! Pero me voy poniendo al día.

    Cuentos de Guane fue el primer libro que recuerdo haber leido de ninno. Que dolor cuando se murió el abuelo!!!

    En 2011 cuando anunciaron que Nersis Felipe fue premio Nacional de Literatura recordé este libro.

    Gracias por este blog!

    Responder
  4. onagra beneficios
    onagra beneficios Dice:

    Tras mucho explorar por bing, por último he encontrado algo que objetivamente vale la
    pena, únicamente comentar contigo el placer de poder
    descubrir algo de tanta calidad y animarte a proseguir en esta línea que probablemente
    hará de internet un mundo bastante beneficioso
    en relación con la calidad de la información que podemos encontrar.

    Felicidades de nuevo.Saludos Rodrigo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment