Cuba en el cosmos

, ,
Disco "Intercosmos" (carátula)

Disco “Intercosmos” (carátula). 1980. EGREM. Regalo de Sergio Valdés García. Colección Cuba Material.

El 18 de septiembre de 1980, despegó con éxito del cosmódromo de Baikonur en la entonces Unión Soviética, hoy Kazajistán, el cohete Soyuz 38. Se dirigía al complejo orbital Saliut 6 y llevaba a bordo al teniente coronel, piloto de la fuerza aérea cubana Arnaldo Tamayo Méndez y al astronauta soviético Yuri Romanenko, capitán de la nave. Ayer, 7 de junio de 2018, despegó de ese mismo cosmódromo el cohete Soyuz MS-09. Lleva a bordo a los miembros de la expedición número 56-57: la astronauta de la NASA Serena Auñón-Chancellor; Alexander Gerst, de la Agencia Espacial Europea (ESA), y Sergey Prokopyev, del programa Roscosmos. Se dirigen a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), a donde llegarán mañana viernes.

La estadounidense Auñón-Chancellor es de origen cubano. Su padre, nacido en Cuba, emigró a Estados Unidos en 1960, lo que convierte a esta cubanoamericana en el segundo astronauta de origen cubano que viaja al espacio. El programa “Levántate Cuba”, de Televisión Martí, la entrevistó a inicios de esta semana, poco antes del despegue de la Soyuz MS-09. En la entrevista, concedida en inglés y doblada al español para la audiencia hispana de esta emisora, Auñón-Chancellor explica, respondiendo a la pregunta de la presentadora Maite Luna de cuál es su comida favorita, que “mi familia me ha preparado platos cubanos como los que comemos en las fiestas”. Eso, al menos, es lo que se escucha en off en español, seguido de una breve pausa en donde escuchamos a la astronauta decir, en inglés, “including frijoles negros”, que la voz en off en español traduce como “así que llevo frijoles negros”. La noticia, publicada en la página web de Martí Noticias, simplifica aun más la respuesta de Auñón-Chancellor y consolida lo que pudiera ser un error de doblaje:

“Mi familia me ha preparado platos cubanos (…) llevo frijoles negros”, dijo riendo.

Es muy probable que Auñón-Chancellor no lleve frijoles negros al espacio y que, en realidad, solo se estuviera refiriendo a los platos cubanos que suele comer con su familia, que es justamente lo que Maité Luna le había preguntado. La astronauta no se va de picnic sino a realizar experimentos científicos en misión de trabajo fuera de la atmósfera terrestre, donde la posibilidad de vida humana depende de condiciones de laboratorio. Sin embargo, la noticia de que una astronauta cubanoamericana llevaría frijoles negros al espacio, que encontramos solamente en las páginas de Televisión Martí y Martí Noticias, ha sido aplaudida por los cubanos en las redes sociales.

También fue celebrado por la prensa cubana, en su momento, el vuelo de la Soyuz 38, en ocasión del cual el Departamento de Orientación Revolucionaria (DOR) adjunto al Comité Central del Partido Comunista de Cuba encargó al Ministerio de Cultura que, junto al Instituto de Cine, Radio y Televisión (ICRT), invitara a un grupo de artistas, “de forma dirigida y no pública”, a producir “canciones sobre el tema del cosmos”, según indica uno de los documentos de trabajo relacionados con la campaña del DOR. 

El disco “Intercosmos” vio la luz en septiembre de 1980 producido por los Estudios de Grabaciones EGREM, con dirección y producción musical de Vicente Rojas Salermo y Reynaldo Fernández Pavón. Cuenta con instrumentales de Vicente Rojas (“Hermanos en la hazaña”, tema del documental homónimo) y Juan Pablo Torres (“Andromedason”), este último interpretado por el Grupo Algo Nuevo. Incluye también canciones de Silvio Rodríguez (“En el jardín de la noche”), Juan Formell para Los Van Van (“Vuela la amistad”), Oscar Domenech para el Cuarteto Yo, Tú, Él y Ella (“Brilla mucho más”) y Las D’Aida (“En el espacio sideral”), José López López para Los Latinos (“Camino al porvenir”), Osvaldo Rodríguez para los 5 u 4 (“El hombre que anda”) y Aldo Baqueros para Los hermanos Bravo (“Un saludo desde el cosmos”).

En este disco de carátula de doble tapa, la EGREM se refiere al vuelo de la Soyuz 38 como un “nuevo triunfo de las ideas del marxismo-leninismo y del internacionalismo proletario”. Así lo cantan también Las D’Aida con letra de Oscar Domenech:

EN EL ESPACIO SIDERAL

por Las D’Aida

 

En el espacio sideral

se oye un sonido, y no es normal.

Es como un güiro y un timbal.

Ay, ¿qué será? Ay, ¿qué será?

Es algo nuevo, pronto lo sabrás.

Es algo nuevo, pronto lo sabrás.

 

En el espacio sideral

hay un olor, no es peculiar.

Es a guarapo y a tamal,

es a guarapo y a tamal.

Ay, ¿qué será? Ay, ¿qué será?

Es algo nuevo, pronto lo sabrás.

Es algo nuevo, pronto lo sabrás.

 

En el espacio sideral

vuela algo raro, ya verás.

Con boina verde va un caimán,

con boina verde va un caimán.

Ay, ¿qué será? Ay, ¿qué será?

Es algo nuevo, pronto lo sabrás.

Es algo nuevo, pronto lo sabrás.

 

En el espacio sideral

hay dos objetos a observar:

la guayabera, la palma real,

la guayabera, la palma real.

Ay, ¿qué será? Ay, ¿qué será?

No me preguntes, te lo digo ya.

No me preguntes, te lo digo ya.

No me preguntes, te lo digo ya.

 

Patria o muerte, venceremos, que Cuba en el cosmos está.

Es que Cuba en el cosmos está.

 

Caballero, no hay problema, Cuba llegando ya está.

Es que Cuba en el cosmos está.

 

Vamos, los países del mundo, por la paz y la amistad.

Es que Cuba en el cosmos está.

 

Patria o muerte, ¿cómo?

 

Ahí llegó el socialismo por la paz y la amistad

Es que Cuba en el cosmos está.

 

Todos los países del mundo con solidaridad.

Es que Cuba en el cosmos está.

 

Caballero, no hay problema, que Cuba arrollando está.

Es que Cuba en el cosmos está.

 

No me pregunten, caballero, Cuba en el cosmos ya está.

 

Casi cuarenta años después de que se estrenara esta canción, otro astronauta de origen cubano viaja al espacio y, como antes hiciera Domenech, los cubanos corremos a fantasear con la degustación de un plato de frijoles negros… en el espacio sideral, dando nueva forma al tropo culinario como metáfora de lo que más o menos entendemos por cubanidad.

Disco "Intercosmos" (interior)

Disco “Intercosmos” (interior). 1980. EGREM. Regalo de Sergio Valdés García. Colección Cuba Material.

h/t: Agradezco a Sergio Valdés García por los materiales gráficos.

He tomado algunas ideas de este texto del ensayo “Una plantilla de zapatos y el Vuelo Espacial Conjunto Soviético-Cubano, un pequeño relato”, que formará parte del catálogo de la exposición El fin del gran relato, curada por Henry Erick Hernández.

 

***

La entrada “Former Bomber Commander, Second European ISS Skipper and Cuban-American Flight Surgeon Prepare for June Launch to Space Station” publicada en el blog AmericaSpace, refiere que Auñón-Chancellor, en efecto, consideró llevar algo de la gastronomía cubana a la ISS, pero nada más se ha dicho con relación a eso. Lo que sí aseguró la astronauta, antes del vuelo, es que llevaría consigo el estandarte del instituto preuniversitario al que su padre asistió en La Habana:

An engineer and flight surgeon by education, Auñón-Chancellor is the daughter of Dr. Jorge Auñón, a Cuban exile who came to the United States in 1960. As a result, she will become only the second person of Cuban ancestry to fly into space, almost four decades after Arnaldo Tamayo Méndez launched aboard Soyuz 38 to the Salyut 7 orbital station in September 1980. She plans to take a banner from her father’s Havana high school, but admitted to Michael Galindo that she was “still working on” plans to get some bite-sized Cuban food to take to the ISS.

 

***

Buscando en internet una entrevista que Tamayo Méndez diera a su regreso a la Tierra donde, creo recordar, hablaba de los deseos que tenía de beber pru oriental (h/t: Emilio Garcia Montiel), una bebida típica del oriente de la isla (el astronauta nació en la provincia de Guantánamo), tropiezo con un prontuario de términos usados en el centro del país para referirse a la coctelería más reciente de inspiración popular, publicado en el numero 68 de la revista Signos:

Vueloconjunto. Esta palabra o expresión corresponde a una fórmula de cali- dad no recogida por norma técnica alguna. Es un producto que se prepara con proporciones variables de alcohol (preferiblemente etílico fino o clase A), mezclado con un poco de ron añejado o ron madre. Por ejemplo, la dosis exacta es: a una caneca de alcohol a 93 grados se le añade 1⁄2 caneca de ron madre y de 2 a 21⁄2 canecas de agua al gusto para un rendimiento aproximado de 11⁄2 botella del preciado Vueloconjunto. Este producto es de los más demandados en el mercado negro. Su denominación nace de un importantísimo hecho histórico para Cuba, acaecido en el 19 de septiembre de 1980: se trata del primer vuelo cósmico conjunto del soviético Yuri Romanenko y el cubano Arnaldo Tamayo, uno blanco (el soviético) y uno negro (el cubano), metáfora del alcohol incoloro con la coloración oscura de los añejos.

En lugar de ser la gastronomía o coctelería cubanas las que incursionan (metafórica o realmente) en el “espacio sideral”, es el programa de la conquista del cosmos el que deja su marca en la gastronomía y coctelería cubanas. Nada más y nada menos que en un menjunje etílico que serviría, si acaso, para ayudar a olvidar.

2 comentarios
  1. Teresa Dovalpage
    Teresa Dovalpage Dice:

    Me encanta esto, me lo llevo a Face. Verdad que lo de los frijoles negros es una equivocación del doblaje, pero qué maravilla si hubiera sido cierto. ¡Frijoles en el espacio sideral! Con comino y todo.

    Responder
    • María A. Cabrera Arús
      María A. Cabrera Arús Dice:

      pues mira, parece que en algún lugar lo mencionó, no lo de los frijoles, pero sí lo de la comida. pero no hay nada cierto.

      An engineer and flight surgeon by education, Auñón-Chancellor is the daughter of Dr. Jorge Auñón, a Cuban exile who came to the United States in 1960. As a result, she will become only the second person of Cuban ancestry to fly into space, almost four decades after Arnaldo Tamayo Méndez launched aboard Soyuz 38 to the Salyut 7 orbital station in September 1980. She plans to take a banner from her father’s Havana high school, but admitted to Michael Galindo that she was “still working on” plans to get some bite-sized Cuban food to take to the ISS.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment