bicicletas rusas (es decir, bicicletas soviéticas)

Manual de usuario de bicicleta soviética

Manual de usuario de las bicicletas soviéticas (en ruso). 1972. Colección Cuba Material.

En 1972, Cuba ingresó oficialmente en el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME), la organización de cooperación en material económica de los países del bloque soviético. A través de este organismo, Cuba (y otros países menos desarrollados del bloque) obtuvo préstamos y ayudas económicas para el desarrollo. Adquirió, además, una serie de bienes de consumo que el país no producía y la tecnología para, en algún momento, comenzar a fabricarlos, entre ellos bicicletas. Ese mismo año se vendieron en Cuba bicicletas soviéticas.

Las bicicletas soviéticas fueron las únicas que conocí en mi infancia. No es que mis abuelos no conservaran aún la estructura de hierro de la bicicleta Niágara de mi tío, que colgaba del techo de la despensa de su casa, oxidada y fea. Tampoco es que hubiera muchas bicicletas rusas en La Habana por aquel entonces. Pero las pocas que rodaban, no en las calles, como se vio después, sino en los centros turísticos, donde las alquilaban a los huéspedes nacionales, o en los parques, si algún vecino alcanzaba a comprar una en el sorteo anual de los juguetes, las pocas bicicletas que conocí en mi niñez, digo, venían de la URSS.

Aquí pueden descargar el manual del usuario, en ruso.

Las había también “dobles”, es decir, de dos sillines. Ésas solo las vi en villas turísticas, sobre todo en Varadero, en la villa Kaguama, a la entrada de la península.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment