Cantimplora

Cantimplora. Hecha en la URSS. Cortesía Janet Vega.

Estas cantimploras, importadas de la Unión Soviética y de China, se vendieron en Cuba en la red de tiendas minoristas del mercado paralelo en los años ochenta. Mi hermana y yo tuvimos varias: la blanca de la imagen superior, otra igual, pero con el cuerpo de la botella de color verde claro, y una como la blanca de la imagen inferior, pero también de color verde claro. Esta última tenía un relieve en forma de escamas de pez. La cantimplora roja en forma de corazón tenía, además, correas para llevarlos colgarla. Las tapas hacían también las veces de vaso, aunque nunca vi a nadie usarlos. Todos bebíamos directamente del pico de la cantimplora.

No todos los niños tenían cantimploras. Algunos usaban cualquier contenedor o pomo plástico para llevar agua a la escuela. Y habría quien ni siquiera llevaría agua. El pomo amarillo de tapa roja y letras árabes donde se guardaba la manteca de carnero que donó el presidente Iraquí Saddam Hussein se hizo muy popular como contenedor de agua, a pesar del fuerte olor a manteca que siempre conservó.

Me han dicho que, para adornarlas, algunas madres les tejían forros tejidos a crochet.

Cantimplora

Cantimplora. Imagen tomada de FB.

Cantimplora. Cortesía Axana Álvarez.

5 comentarios
  1. Emilio García Montiel
    Emilio García Montiel Dice:

    Oye, verdad, esos pomos de agua. En mi casa había uno verde (del más grande). Yo tenia una cantimplora de metal. Y ahora me acuerdo que también teníamos una cantina de metal, de tres piezas, pero esa la usaba mi papá para el almuerzo en el trabajo. Los envases transportables en general ¿cuántos más habría?. Ahora también ese «tipo» se ha transmutado en el envase intercambiable, como los «pepinos».

    Responder
    • Maria A Cabrera Arus
      Maria A Cabrera Arus Dice:

      Gracias, Luis, tienes razón. Yo siempre pensé que eran de manteca, pero todo el mundo me decía que eran de dátiles, hasta que terminé creyéndomelo. Gracias por tu corrección!!!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment