Souvenir con la Puerta de Brandeburgo. Regalo de Mirta Suquet. Colección Cuba Material.

No sé cómo llegó a Cuba este souvenir plástico de los tiempos de la Guerra Fría, del tamaño de un cenicero de mesa, con una reproducción a relieve de la Puerta de Brandeburgo. En ella ondea una bandera soviética, que se alza por encima de la clásica cuadriga, tal y como se le vio ondear el día de la capitulación del ejército nazi, el 8 de mayo de 1945.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.