Nicolás Quintana dictó esta conferencia el 7 de febrero del 2011, en la que disertó sobre “cómo las imágenes lo afectan a uno y lo convierten en una cosa determinada”.