Cuba Material es un archivo de la cultura material cubana y de las prácticas y significados asociados con la materialidad. Es una colección de objetos, espacios, arquitectura, moda, diseño y tecnología utilizados en Cuba principalmente durante la Guerra Fría.

Cuba Material es un proyecto de María A. Cabrera Arús.

Video de Geandy Pavón.

 

Cuba Material ha crecido, en parte, gracias a la colaboración de sus lectores. Si desea enviar imágenes de objetos o anécdotas relacionados con la materialidad cubana puede hacerlo por correo electrónico o por correo postal (favor de enviar un correo electrónico para obtener la dirección de envío).

Ernesto Sánchez de la Osa, director de la empresa de software Al Cubo de la Ciudad de México, generosamente mantiene y actualiza la pagina web de Cuba Material. No existiría este archivo sin la infinita y oportuna ayuda de Al Cubo.

* * *

Cuba Material comenzó en la plataforma Blogger. Con el traslado a WordPress se perdieron algunos comentarios, que a continuación se reproducen:

9 comentarios:

  1. Muy buena idea. Todas esas cosas no pueden quedar en el olvido. Como la necesidad obliga, los cubanos han inventado cuando han tenido mucha necesidad. Gracias a los patrocinadores

  2. Magnifica idea! Pero con muchisimo dolor es q’ nos toca compartir este mural. Pena q’ los q’ en Cuba se encuentran ni sepan q’ este maginifico proyecto existe. Quienes patrocinan? El desgraciado govierno cubano? Seria genial si fuese el exilio..

  3. Si te interesa la acción o efecto de la cultura material en la sociedad, debes concebir el proyecto en un entorno más abarcador. Vives en lugar donde las personas que te rodean provienen de muchas regiones y países en particular. Esta excelente idea podría involucrarlos.

  4. Otro comentario, recibido por correo electrónico:

    Mira Ton, es muy pronto aun pero creo que me has tocado una tecla que me esta haciendo dar como una nota una octava mas arriba…. y es que el tema de la “cubanidad’ como le llamo, se me esta conectando mucho con esto… Nada, a vuelo de pajaro se trata de que sostengo la teoria de que la “destruccion de la cubanidad” ha sido una estrategia total y fatidicamente planeada, la mas importante de todas ademas. Comparo la cubanidad con la alcachofa cuyo corazon es el mas vaiioso y delicado. Bien, esa es la cubanidad y habiendole quitado hoja a hoja (entiendase las hojas como componentes de la cubanidad) la cubanidad en si misma, ha quedado expuesta y se ha oxidado que es asi como le ocurre al corazon de la alcachofa… y pienso que tal vez por aqui vayamos viendo ese fenomeno, ese proceso ocurrido desde la perspectiva de la cultura material

  5. Un amigo comenta en Facebook:
    me gusto esto, Ton. Voy a ver si colaboro, cuando tenga tiempo, que casi es nunca. De momento pense en el parque del Avioncito, que estaba en primera y C en el vedado, en frente del edificio donde vivia Jorge Puente. Y que poco a poco fue desaparaciendo en pedazos, como un sueno o una pesadilla que se esfumaba lentamente con cada inundacion del malecon. O el mismo parque de 15 donde tu vivias, o la torre aquella de la Fructuoso. Hay muchas cosas de que se puede hablar. Aunque esto cae puramente en le especulacion literaria intelectual, para la cual yo casi nunca estoy de animo, a pesar de que la literatura es el unico talento artistico que yo poseo.

  6. ¡¡¡Coño si!!! Tengo que decir que hace poco pensé en ese avioncito y en el barco encallado en la carretera de Varadero y en la forma fantasmagórica y agónica con la que desaparecieron del entorno. Me encantara esta pag. Estos archivos te los van a llorar desde un montón de sitios académicos y también desde el alma colectiva cubana. Veremos si puedo ayudar, espero que si, felicitaciones.

  7. Anónimo Feb 24, 2012 05:32 AM

    Q curioso que esos barcos y aviones se hayan deshecho lentamente a la vista de todos, como casi todo lo demás, pero en este caso también como una metáfora de lo q sucedería a los proyecto se ilusiones personales, en particular a los planes de irse de muchos, q se extinguieron en ese país junto con el avioncito y el barco encallado. En la carretera a varadero.

  8. El materialismo histórico
    Para el marxismo, son las circunstancias materiales y no las ideas o la voluntad de los hombres las que determinan los hechos históricos. En tal sentido, diferencia entre infraestructura (la economía) y superestructura (la organización del Estado, los aspectos políticos, jurídicos, ideológicos, el pensamiento filosófico, las creencias religiosas, la producción artística, las costumbres, etc..
    Entre ambas instancias existe una estrecha relación dialéctica. La infraestructura económica constituye la base de la historia y genera unas determinadas relaciones de producción. Las variaciones en la infraestructura provocan a su vez cambios en la superestructura, pero no de forma mecánica automática, sino que cada instancia ejerce una peculiar influencia sobre la otra. A largo plazo, sin embargo, el papel determinante corresponderá a la infraestructura.
    Esta dinámica hay que situarla en el influjo que ejerce sobre el marxismo la teoría del proceso dialéctico de Hegel. Según este filósofo cada hecho o circunstancia (tesis) lleva en su seno su propia contradicción (antítesis). De la pugna entre ambas surge una nueva realidad (síntesis) que implica la superación de las anteriores y que a su vez se transforma en una nueva tesis.
    La humanidad ha pasado por varios estadios con diferentes estructuras y sus propias contradicciones: sociedad comunitario-tribal, esclavista, feudal y capitalista. En ésta última la burguesía ha creado unas condiciones (económicas, legales, unos modos de vida y hasta la religión) que le permiten prosperar material y socialmente, pero a costa del proletariado. Del mayor o menor desarrollo del movimiento obrero depende que la clase trabajadora reconozca cuáles son realmente sus intereses y luche por ellos a través de la acción revolucionaria.

  9. El materialismo historico y toda la filosifia marxista es un fracaso.
    Quien no reconoce el espiritu y lo ve todo material es vano, vacio.
    Q pena q la Humaniad haya perdido tanto tiempo con esa filosofia…