talleres de oficios, cooperación internacional y cuentapropismo

Imagen tomada de Sopa de cabilla. 2013.

Imagen tomada de Sopa de cabilla. 2013.

Según Sopa de cabilladesde hace dos años funciona en La Habana un taller de reparación de instrumentos musicales que, además, ofrece formación técnica a cinco alumnos. De ellos se espera que, una vez graduados, abran sus propios talleres privados. La idea es resultado “del proyecto Gestión y difusión del patrimonio musical de Cuba y Latinoamérica: luthería, investigación y docencia, auspiciado por la Unión Europea, la Organización No Gubernamental belga Luthier sin fronteras y la Oficina del Historiador”. Según la fuente, “el objetivo del proyecto era la creación de un taller y un curso -ya en marcha desde 2011 y que concluirá en septiembre de 2013- con jóvenes interesados en el oficio y que pudieran recibir experiencias y conocimientos de importantes Maestros franceses y belgas para la especialización y perfeccionamiento de métodos de trabajo”.

Sobre el futuro de los graduados y de la profesión, “el Jefe del Taller de Luthería aseveró que, como el espacio es pequeño, y se han abierto las posibilidades para que los cuentapropistas pueden desarrollarse, los alumnos deberán crear sus propios lugares, aunque siempre tendrían el apoyo de la organización: “Es un oficio solitario, cada uno debe crear su espacio de trabajo y crear su taller. Hemos podido comprobar que en otros países se organiza de esa manera y da resultado”. Y agrega: “Según Dariel Moreira, se siente atraído desde la niñez por la música, aunque se graduó como Instructor de Arte en la especialidad de Artes Plásticas: “Mi mayor motivación ha sido la posibilidad de crear un instrumento y tenga mi propio sello, mi marca personal. Es un trabajo difícil de gran precisión y detalle”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment