Entradas

Aviso de propiedad u ocupación de bienes inmuebles

Aviso de ocupación de bienes inmuebles

Aviso de ocupación de bienes inmuebles por el gobierno Cubano “revolucionario”. 1960. Donación de Gerardo Fernández Fe. Colección Cuba Material.

Este Aviso fue impreso por el gobierno cubano en mayo de 1959. En el blog La historia bien contada, los historiadores Eugenio Suárez Pérez y M. Sc. Acela Caner Román explican su origen:

La edición del periódico Revolución del miércoles 11 de mayo publicó un llamamiento a todos los pueblos del mundo, denunciando que Estados Unidos tenía en una lista la agresión a Cuba. Al lado de la declaración la prueba:
<<[…] Alertamos al pueblo de Cuba y denunciamos ante la opinión pública mundial, la agresión material que se dispone a realizar el gobierno norteamericano en nuestra patria. Presentamos la prueba irrefutable que demuestra que, ante el fracaso de las amenazas políticas y las agresiones económicas, ya se han planeado, detallado y ultimado, el ataque directo y armado al pueblo cubano. >>Las prácticas militares realizada por los “marines” en Puerto Rico, el almacenamiento de grandes cantidades de armamentos en Caimanera y la confección silenciosa y escondida de estos AVISOS que llevan la firma del embajador norteamericano, para situarlos en los edificios y locales que el gobierno de los Estados Unidos interesa mantener bajo su protección, demuestran que las maniobras imperialistas para intentar la masacre de nuestro pueblo han llegado a su fin.
>>AVISOS de este tipo solo resultan explicables en caso de una guerra. Y tan cínica y evidente resulta la agresión que en dicho AVISOS no se solicita la protección de las autoridades cubanas, sino que se pide a “las personas que estén en condiciones de ayudar, cooperen a la protección de esta propiedades”.
Queda, pues, demostrada hasta la saciedad, la actividad criminal del gobierno norteamericano que, mientras se dispone a realizar la invasión armada a nuestro suelo, y por encima de la sangre que habrá de derramarse, únicamente se preocupa de que sus protegidos puedan poner a salvo sus propiedades mal habidas>>.
A continuación el AVISO de referencia.

AVISOS
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS
DE AMÉRICA

SE NOTIFICA QUE ESTE EDIFICIO O LOCAL ES PROPIEDAD DE O ESTA OCUPADO POR LA SIGUIENTE PERSONA O ENTIDAD NORTEAEMRICANA

NOMBRE______________________________________________________
DIRECCIÓN____________________________________________________
ASIMISMO SE HACE SABER QUE DICHO EDIFICIO O LOCAL SE ENCUENTRA BAJO LA PROTECCIÓN DE LA EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.
SE SOLICITA QUE TODOS LOS GUARDADORES DE ORDEN, ASÍ COMO LAS PERSONAS QUE ESTÉN EN CONDICIONES DE AYUDAR, COOPEREN A LA PROTECCIÓN DE ESTA PROPIEDAD.
PHILLIPS BONSAL
EMBAJADOR DE LOS
ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Según los historiadores, en respuesta a esta “injerencia norteamericana en los asuntos de Cuba”, el gobierno cubano redactó su propio Aviso:

AVISO
REPÚBLICA DE CUBA REVOLUCIONARIA
(TERRITORIO LIBRE DE AMÉRICA)
Se notifica que este edificio o local es propiedad de o está ocupado por la siguiente persona o entidad CUBANA:

NOMBRE:__________________________________________________________
DIRECCIÓN:________________________________________________________
Asimismo se hace saber que dicho edificio o local se encuentra bajo la protección del PUEBLO DE CUBA.
Se informa a todos los mercenarios extranjeros así como a los traidores que están en condiciones de ayudarlos, que el mismo será protegido y defendido por el glorioso Ejército Rebelde, las Milicias Campesinas, Obreras, Estudiantiles, Profesionales y el PUEBLO EN GENERAL.
“PATRIA O MUERTE”
MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO 26 DE JULIO

La iniciativa de los cubanos se desbordó y comenzaron a surgir avisos hechos de diferentes maneras, incluso a mano, pero con el denominador común de reafirmar la soberanía. La embajada de Estados Unidos ante la reacción del pueblo y la denuncia de la FEU hizo una declaración que el periódico Revolución publicó:

<>El aviso en cuestión está destinado a identificar las propiedades de ciudadanos norteamericanos residentes en Cuba. No ha sido distribuido. Las embajadas norteamericanas de todo el mundo preparan y mantienen listos avisos similares. Los distribuyen solamente cuando las circunstancias lo aconsejan. Es bien sabido que un aviso similar fue preparado y distribuido por el anterior embajador. La existencia de estos avisos no justifica la insólita interpretación del comandante Cubela. Mayo 11, 1960>>.
Las manifestaciones populares de condena también criticaron las declaraciones hechas por la embajada de Estados Unidos, tratando de aclarar el significado de los avisos.
<<[…]La Facultad de Ciencias Sociales y Derecho Público declaró que el aviso, cuya autenticidad ha reconocido la Embajada de los Estados Unidos en Cuba, desconoce el principio universalmente aceptado, en virtud del cual la protección de los extranjeros, incluso la de los funcionarios y las misiones diplomáticas acreditados en un país corresponde exclusivamente al gobierno y a las autoridades de ese país. >>El aviso, además, tiende a crear, en forma intencional o irresponsable, un estado de alarma completamente injustificado, puesto que el Gobierno de Cuba mantiene el orden con el apoyo de la ciudadanía; y en el caso de que esa Embajada tenga conocimiento de la posibilidad de una agresión desde el exterior, lo que procede, entre gobiernos que mantienen relaciones, es informar de ese peligro por los canales oficiales>>.

El 13 de mayo Fidel Castro tomó cartas en el asunto, ofreciendo una conferencia de prensa transmitida por el Canal 2 de la televisión cubana. Transcriben los historiadores:

<<[…]Es bueno que se sepa que en Cuba todos los edificios, tanto los de propiedad de cubanos como de americanos, españoles o chinos, que gozan de buena salud a pesar de que el Senado de Estados Unidos dice que hemos matado a mil y los hemos sustituidos por chinos comunistas, es decir, las propiedades de los ciudadanos de cualquier país del mundo en Cuba, están bajo la protección no de la Embajada americana sino de las autoridades revolucionarias. >>Esta concepción de la soberanía que presume o pretende hacer valer en territorio de otro país, que la Embajada debe proteger las propiedades es una concepción colonialista, imperialista. Es una protección fundada en la fuerza, en la fuerza agresiva. Pues cuando más, una Embajada lo que puede hacer es solicitar de las autoridades de ese país la protección que desee, no en la forma y con el criterio que se hace a través del conocido “aviso” de la Embajada de los Estados Unidos en el que se refiere a todas aquellas personas que estén en disposición de hacerlo.
>>A qué nos temen a nosotros, que hemos respetado y protegido todas las propiedades y cuando mediante acto legítimo del Gobierno soberano de nuestra patria, mediante nuestras leyes revolucionarias hemos tenido que afectar una propiedad lo hemos hecho sin tener en cuenta los “avisitos”. Hemos afectado lo mismo una propiedad de un ciudadano español que la de un cubano o norteamericano, cualquiera que haya sido su nacionalidad, siempre que se encuentre en iguales circunstancias.
>>Esta es la única revolución que ha cuidado las propiedades. El Ejército Revolucionario demostró que no ataca propiedades. Los que destruyen y pueden destruir propiedades son los invasores, los mercenarios, los ejércitos mercenarios que llegan destruyendo todo y apoderándose de todo como un botín de guerra. Por eso es que solo se explica lo de los “avisitos” como una concepción colonialista de la soberanía de los países latinoamericanos. Únicamente en las circunstancias de una invasión sería necesario en ese caso los “avisos”, porque ya lo dijimos: en este caso vamos a defender cada pulgada de territorio nacional, casa por casa aunque estas queden totalmente agujereadas y en este caso los “avisos” estarán de más>>.