lapiceros

Lapicero checoslovaco. Foto 2012.

Aquí dejo una muestra de lapiceros y estuches de minas, también conservados por mi abuelo.

Cuando los que nacimos en el 73 comenzamos la escuela primaria, en el año 1979, no nos estaba permitido escribir con lápiz, sin embargo. Debíamos hacerlo con bolígrafo. Como nadie tenía, la escuela nos los proveía de vez en cuando. Cada cierto tiempo una empleada de la escuela entraba a nuestra aula de primer grado y nos repartía a cada niño un bolígrafo desechable, entre advertencias de los regaños en que incurriríamos si dejábamos de llevarlo a clases. Los bolígrafos eran de plástico suave (esto lo sé porque conservaban muy bien las marcas de los dientes) y macizo, de forma exagonal, y a rayas que al principio venían en dos tonos de azul y, más adelante, en rojo y amarillo. Tenían una punta de metal que cuando se acercaba a una fuente de calor se desprendía y dejaba salir toda la tinta que había en el interior. No sé si fue porque se paró la producción de estos bolígrafos o porque un nuevo método de educación prescribió el lápiz, pero ya en segundo grado, en 1980, todos escribíamos con lápiz. De aquellos bolígrafos con los que mi cohorte aprendió a escribir no he podido encontrar ni siquiera una fotografía en la web.

Lapicero marca Sheaffer, norteamericano. Foto 2012.

4 Responses to “lapiceros”

  1. Bermello octubre 29, 2012 at 10:45 AM #

    Madre mía, los Toison D’Or!!!
    Recuerdo que como muchos en el aula llevabamos esos lapiceros (portaminas en la jerga de mi escuela), se llevaban a “grabar” (pirograbados) en los “merolicos” que trabajaban en los portales de la Calle Monte. Y de ahi salían aquellos portaminas con el pomposo nombre de su dueño con unas letricas estilo las actuales Harlow Solid Italic o similares, que imagino las habían aprendido en los colegios “de antes”…

    Nada que ver con la caligrafía de toda una generación (la mía), que se debatía entre la letra de molde y las más aberradas tipografías imaginables. Supongo que los bolígrafos “masticables” tuvieron buena culpa, pues los cuadernos aquellos llamaban más al borrón y la chapuza que a una disciplina del carácter.

    Por cierto, aquellos pirograbadores cargaban en sus espaldas nada más y nada menos que la inmensa responsabilidad de proveernos a todos de “forros de plástico” (la alternativa de forrar con periodicos o revistas era pecado mortal en mi familia), plastificación de los solapines y gallardetes (o en la lingua franca de marras: “plasticaban”) así como los pirograbados de nuestros boligrafos…

    Yo hace un tiempo ví esos bolígrafos *masticables” en una tienda en la Republica Checa, pero creo que eran un adorno vintage junto con otras “ostalgies”

    • Maria A Cabrera Arus octubre 29, 2012 at 8:07 PM #

      yo llevo rato buscando una imagen de esos boligrafos “masticables”, pero no he podido encontrar ninguna. q pena…

      los forros de plastico, hechos con material de rayos X unido por los borndes con cualquier tela, eran un lujo. no se si llegue a tener alguno, pero si los anoraba. la verdad es que tuve que conformarme con las revistas en colores del campo socialista.
      otra modalidad de plasticadores eran los de los carneses. en la calle 23 esquina a F, creo, o H, al lado de la barberia, habia un senor que plasticaba. un dia mi abuelo me llevo a plasticar algun carne con este senor, y me senti important,e poseedora de un documento que ameritaba ser plasticado.

      • Bermello octubre 30, 2012 at 6:19 AM #

        Uf, eso de sentirse importante…

        Una vez que fui a Tarara en los 90s me encontré tirados en una esquian cercana al Megano aquella valla que estaba a la entrada con los simbolos de aquellas ¿charreteras (no sé ya que palabra usar)? que tenían una abejita (¿trabajo?, ¿emulación?) y etc etc. Se llevaban colgando en un botón en la manga de la camisa.

        Muchos años después, en burlas con amigos aun en Cuba, nos reiamos mutuamente de como aquella abejita seguía estropeandonos la vida aun pasados los 30 ¿pero en donde aparecia exactamente ahora? ¿ganar 100K? ¿hijos en colegios privados? ¿trabajar en una embajada o en la cadena NH? ya no era ser cosmopioneros, evidentemente…

        Así que a cada rato me veo pensando: largate abejita! :)

        • Maria A Cabrera Arus octubre 30, 2012 at 9:41 PM #

          con la unica diferencia q esta emulacion, aunque igualmente desgastante y futil, nos deja mas cosas en concreto. si sirve de consuelo.
          gracias por tu interes tras el paso dl huracan. ya todo fue restablecido en mi zona, aunque hay amigos aun sin electricidad.

Leave a Reply:

Gravatar Image

Notify via Email Only if someone replies to My Comment