el cuarto de mis abuelos

Habitación. Vedado, Habana, 1975.

El cuarto de mis abuelos era un lugar especial, sobre todo porque tenía unas cortinas que no cubrían ventana alguna, sino la pared de los lados de la cama, hechas de un material muy parecido al papel, y una lamparita de leer, de la misma madera que la cama y adosada al respaldar de ésta, con dos tubitos diminutos de luz fría y un encendedor colgante. El lugar ideal para una vida confortable y feliz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment