Estrella y Luceros del Carnaval de La Habana

estrella carnaval 1970 revista cuba blog pedraza ginori

Estrella del Carnaval de La Habana. 1970. Publicado en la revista Cuba. Imagen tomada de El blog de Pedraza Ginori.

El blog de Pedraza Ginori: Estrella y Luceros del Carnaval de La Habana 1970:

Cuba, a mediados de 1970. Tras el reciente y estrepitoso fracaso de la zafra de los 10 millones que iban pero que no fueron, el país andaba cabizbajo, medio depresivo ante la evidente realidad de que, a pesar de los esfuerzos y los sacrificios, no siempre se triunfaba. Y ese sentimiento de derrota, de gran abatimiento colectivo, no era el adecuado si se quería seguir contando con el favor de las masas.
Así que alguien consideró que lo mejor para sacudir el muermo era, dado el carácter fiestero del cubano, darle alegría a su cuerpo macareno (1). Y se decidió hacer los carnavales más carnavales de todos los carnavales. Desde la capital hasta el pueblito más pequeño y perdido, las autoridades botaron la casa por la ventana dotando de presupuesto y recursos suficientes a las carrozas y comparsas, sacaron a la venta la jama y la bebida que andaban perdidas y crearon el ambientazo. El perico de Tata Güines y sus Tatagüinitos se puso a llorar y la gente a bailarlo y a tirar hacia arriba los envases de perga llenos de cerveza mientras los vigilantes hacían la vista gorda porque las órdenes eran que el pueblo se divirtiera.

De todas maneras, creo que puede resultar interesante leerlo hoy para recordar situaciones y analizar cómo las costumbres y usos de la época republicana, a más de once años del 1 de enero del 59, mantenían su vigencia y luchaban por pervivir en la nueva era.

Continuar leyendo. Encontrarán un buen reportaje, discrepo con Pedraza Ginori, que además de informativo es muy dinámico.

El régimen que apenas un año antes condenó los blue jeans y las melenas paseó en la madrugada de la premiación de la estrella y los luceros de aquel estrepitoso carnaval a las afortunadas “en convertibles, escoltadas por motociclistas con sirenas y una caravana de autos que suenan sus claxons,” para solaz de un pueblo al cual se le pedía austeridad camino a convertirse en colectivo de hombres nuevos, y también para sorpresa de Pedraza Ginori, que concluye: “A pasear por La Habana ¡a las tres de la mañana!”

Llama la atención en la foto el entorno de ruinas en donde fue fotografiada la modelo, recién elegida Estrella del Carnaval de 1970, quizás con la idea de representar un renacer que despertara lealtades tras el fracaso económico de la fallida zafra. Hoy, sin embargo, estas ruinas hablan, más que de las cenizas de un pasado que aquel régimen apostaba por dejar atrás, de pródromos de un futuro hacia donde descabelladas políticas económicas conducirían a la por entonces imaginada cantera comunista.

h/t: Emilio García Montiel, vía Enrique del Risco.

1 comentario
  1. Nena
    Nena Dice:

    Saludos, jeans blue
    No son pocos los países que perdieron su ropa nacional durدte estos200 años por las fuerzas partidarias de los PODEROSAS .lo interesante es que fuerzas culturales cuando distinguieron estas ropas con una antigüedad de miles de años ,echaron a llorar!!!y más interesante es que estas fuerzas armadas culturales decidieron rescatarlas ,pero solo en los tiempos de acoger unos mandatarios en aeopuertos,en unos festivales internacionales y los hoteles y ….solito para enganchar los turistas!!!!!!! asi que la leyenda temporalita no poner jeans por OTRAS NACIONES es un puntito estrepitosisimo de fracaso para la cultura de PODEROSAS !!!!!!!!!!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notify via Email Only if someone replies to My Comment